Hugo Lloris: “¿La parada a Benzema? Tuve algo de suerte”

¿Portero por vocación?

Yo empecé con una raqueta de tenis. Luego comencé a jugar al fútbol con mis amigos. Tenía cinco años. No sé por qué quería ser portero, igual porque así podía tirarme a los pies del contrario, por el riesgo.

¿Hubo porteros a su alrededor?

No, no. Creo que la primera competición que vi fue la Copa del Mundo de 1994, en Brasil, aunque sólo tengo algunas imágenes de la final Brasil-Italia. Los porteros eran Taffarel y Pagliuca.

¿Pero ya se fijaba en los porteros?

Y en los delanteros, creo que porque ambos tienen la misma responsabilidad, meter o salvar goles, y eso te hace sentir importante. Disfrutaba compitiendo, así que jugué un poco como delantero. Y lo hacía bien.

¿Con qué edad?

Tenía ocho o nueve años, pero luego, en el Niza, con diez u once, pensaron que era el heredero de Dominique Baratelli, un internacional que jugó en el PSG y también en el Niza.

¿Era alto?

No demasiado.

¿Soñaba con ser más alto?

No, no estaba preocupado por mi tamaño, aunque con 13 años crecí muy rápido. Pero nunca sentí la presión por ser profesional en el fútbol, todo vino de manera muy natural. Con diez años tuve que elegir porque a esa edad te piden que vayas a entrenar cinco veces a la semana, así que me fue imposible continuar con el tenis. Y después creo que pensé que prefería un juego colectivo a uno individual, y pese a que como portero también estás un poco apartado, enseguida me di cuenta de que necesitaba gente a mi alrededor, compartir emociones.

Los porteros visten diferente, llevan guantes…

Y no puedes esconderte. Es bueno porque a veces necesitas competir contra ti mismo.

¿Es usted de esos porteros que odia ponerse en los rondos?

No, porque ahora con Toni Jiménez (entrenador de porteros) siento que soy como el jugador número 11. Quizás hace 10 años era diferente, pero ahora en el portero recae el inicio de la acción. En los equipos de Pochettino, el portero debe jugar desde atrás.

El inicio de la era Pochettino fue difícil…

Estábamos lejos de poder ganar la Premier. Lo recuerdo diciendo: “Dadme un año”. Y desde el principio sentí y compartí su energía y filosofía de trabajo.

¿Qué sintió al entrar en el Bernabéu liderando a este joven Tottenham?

Fue bueno mostrar la cara del Tottenham porque aunque ya construimos una sólida reputación en Inglaterra, aún no la tenemos en Europa. Empezamos muy bien contra el Dortmund y luego en el Bernabéu, un estadio legendario con gran historia. Jugué tres veces allí con el Lyon y cuando pisas el campo sientes la historia del club. El peso de la historia es algo muy especial y eso me encanta.

¿Qué descubrió de sus compañeros ese día?

Sabía de antemano que seríamos capaces de competir. Luego sabes que tienes al Madrid enfrente, el mejor equipo, de hecho, y sabes que si ellos deciden matar el partido matan el partido. Necesitas estar al 100% individualmente y como equipo. Y lo hicimos: jugamos como entrenamos, a tope. En el Bernabéu dimos otro paso. Ser parte de este proyecto es fantástico.

Harry Kane lo está haciendo muy bien…

Es un competidor y trabaja duro. Es como yo, le gusta desafiarse. Por eso es tan ambicioso y está tan seguro de sí mismo. Quiere meter goles todo el tiempo, y si marca un gol quiere marcar dos. Es una suerte de liderazgo. No necesita hablar, hacer ruido o presumir en el vestuario… Sólo necesita mostrarse. Esto es lo que los jugadores jóvenes deben ver. El líder se muestra en el campo, en el entrenamiento, en el gimnasio, en el juego. Y luego, sí, puedes usar tu voz. Y Kane es el ejemplo perfecto porque si se tiene que quedar hasta tarde para terminar una sesión, se quedará. Disfruta trabajando. Y el fútbol evoluciona tan deprisa que no puedes jugar sin hacer un trabajo muy fuerte.

¿Soñó con disparos de Cristiano o prefería que no le llegaran?

Cuando estoy en el campo, realmente no pienso en quién disparará, sólo vivo el partido al 100%. Y creo que la mejor respuesta es la respuesta colectiva. Cuando delante de ti ves jugadores preparados para correr, defender, atacar y que nunca se rinden, eso te da energía y confianza.

¿Qué recuerda del disparo de Benzema?

Fue muy rápido, y muy cercano. La precisión del centro fue increíble. Siento que llegué tarde, pero como portero es importante pensar que siempre tienes una oportunidad. A veces sólo se trata de intentar abarcar el máximo espacio posible con tu cuerpo, extendiendo tus brazos y tus piernas, como un portero de balonmano, porque a esa distancia es imposible adivinar dónde irá. Cuando de chutan desde tan cerca, no puedes detenerte y pensar, porque llegas tarde. Este tipo de paradas no son algo que puedas trabajar técnica o tácticamente, sino que necesitas un poco de suerte. Y la tuve…

Escudo/Bandera Tottenham

Champions League

*Datos actualizados a fecha 31 de octubre de 2017


www.5minutos.org | Noticias de Fútbol cada 5 minutos | Copa Mundial Rusia 2018 | Eliminatorias Copa Del Mundo | Noticias de Fútbol | Mercancía Oficial | Fuente: https://as.com/futbol/2017/10/31/champions/1509414341_952013.html#?ref=rss&format=simple&link=link


SIN COMENTARIOS