El Tottenham recibirá al Madrid tras dos derrotas consecutivas

El Tottenham recibirá al Real Madrid tras dos derrotas consecutivas ante el West Ham y el Manchester United. El equipo de Pochettino cayó eliminado de la Copa de la Liga contra los Hammers con mayoría de suplentes y tampoco fue capaz de salir con vida de Old Trafford con sus titulares.

Pudo empatar e incluso ganar pero la ausencia de Harry Kane en el ataque fue una losa demasiado pesada ante un equipo especialista en sacar petróleo de la nada. El rudo equipo de Jose Mourinho dio un pequeño paso adelante tras el descanso y en el minuto 81 encontró en un solitario gol de Martial un premio excesivo para lo que había hecho durante el resto del partido.

Así, el United deja al Tottenham a tres puntos y se coloca como la gran alternativa al Manchester City en la batalla por el título de Premier League a la espera de lo que hagan los de Pep Guardiola ante el West Brom.

El 0-0 con el que se llegó al minuto 80 de partido no fue ninguna casualidad. El United ya empató a nada dos jornadas atrás contra el Liverpool y Mourinho volvió emplear la misma y vetusta táctica del autobús durante los primeros 45 minutos de partido. Abrigó a su equipo con una defensa de cinco y se limitó a dejar correr los minutos como si le valiera el punto.

El aficionado que se incorporó al partido en el descanso no se perdió nada. Un tiro a puerta sin peligro de los locales y otros cuatro del Tottenham fueron el resumen de una primera mitad sin fútbol ni goles.

El United debió entender al descanso que su táctica no era justa ni con su historia ni con sus aficionados. Dio medio paso adelante y con eso fue suficiente para mejorar la imagen dada durante la primera mitad.

Sendas ocasiones de Mkhitaryan y Marcus Rashford hicieron pensar que el United, incluso sin Pogba ni Ibrahimovic, tenía más de lo que había mostrado. Pochettino reaccionó a la mejora del rival con las entradas de Dembele y Fernando Llorente. El belga volvió a coger la manija en el centro del campo y el delantero español puso en jaque a los tres centrales Red Devil con su poderío aéreo.

El gol empezaba a olerse pero todavía no se sabía quién iba a ser el afortunado. Dele Alli tuvo la más clara de su equipo pero no logró encontrar la portería de De Gea tras un gran centro de Eriksen. Lukaku respondió de inmediato al cabecear al palo otra excelente asistencia de Lingard.
Faltaban 10 minutos y se pensó que en esas dos ocasiones marradas se fue la posibilidad de que uno de los dos equipos rompiera el 0-0. Pero entonces, de la nada, en un balonazo en largo de De Gea prolongado en tres cuartos de campo por Lukaku, Martial encontró petróleo y batió a Lloris. 1-0. Mourinho se frotaba las manos mientras que Pochettino lamentaba la ausencia de Kane para poder rascar al menos el empate en los últimos nueve minutos de partido. Su regreso contra el Real Madrid se antoja decisivo.

Escudo/Bandera Tottenham


www.5minutos.org | Noticias de Fútbol cada 5 minutos | Copa Mundial Rusia 2018 | Eliminatorias Copa Del Mundo | Noticias de Fútbol | Mercancía Oficial | Fuente: https://as.com/futbol/2017/10/28/internacional/1509198871_099478.html#?ref=rss&format=simple&link=link


SIN COMENTARIOS